Telesecundariasz35

Espacio de Telesecundarias en Tomatlan, Jalisco. Delegacion D-II-186 SNTE 16

lunes, 22 de febrero de 2010

Demandas de los trabajadores de Telesecundarias.

2 comentarios:

  • A las 28 de febrero de 2010, 6:37 , Blogger Ehécatl ha dicho...

    Hola:
    Llama mi atención la solicitud de pago de días faltantes, porque matemáticamente no son cinco ni seis, son casi un mes.
    A todos las personas que nos pagan por "quincena" nos pagan en realidad sólo 14 días. Enero, marzo, mayo, julio, agosto, octubre y diciembre, tienen cada uno 31 días; en tanto que abril, junio, septiembre y noviembre tienen 30 días cada uno; febrero tiene 28 días, excepto en años bisiestos en los que tiene 29 días. A ustedes y a todos quienes trabajamos en el sistema educativo, nos pagan diez días hábiles cada "quincena", es decir dos semanas, no nos pagan sábados ni domingos, y sin embargo, si faltas un viernes o un lunes te descuentan más, pero ese es otro asunto que también vale la pena reflexionar.
    Entonces, cada mes te pagan sólo 28 días. No te pagan el día 29, 30 ni el 31. Considerando que son siete meses de 31 días, entonces:
    3 X 7 = 21 (veintiún días que no te pagan)
    Y, son 4 meses de 30 días, pero sólo te pagan 28 días, así que faltan dos:
    2 X 4 = 8 (ocho días sin pago)
    Sumando: 21 + 8 = 29
    En realidad son ¡VEINTINUEVE DÍAS QUE NO NOS PAGAN!
    A eso le añadimos, que si un día hábil cae en 31 (día que nunca te pagan) y faltas por alguna causa ¡TE LO DESCUENTAN! y, si ese día cae en viernes ¡TE LO DESCUENTAN DOBLE!
    Si van a solicitar que se paguen los días faltantes, entonces colegas docentes, ¡RECLAMEN LO JUSTO! ¡RECLAMEN 29 DÍAS! Y, si se puede que lo hagan retroactivo.
    También que nos iguales los sueldos y prestaciones para todos mejorar.
    Espero les sea de utilidad el comentario.
    Ojalá que sean los primeros en hacer el cambio, ojalá todos nos uniéramos. Pero muchos viven amedrentados pensando: "Me conformo con tener trabajo".
    Es mucho el esfuerzo cotidiano. No trabajamos sólo cada hora de clase, trabajamos antes y después de las clases, porque siempre estamos preparándonos (autoformación docente), siempre en tiempos libres, en que deberíamos descansar, estamos revisando trabajos de los estudiantes, haciendo reflexiones. Esto no es una queja, sino plasmar una realidad, porque el trabajo docente trasciende el aula. Y, si los diputados y otros políticos ganan por cientos de miles al mes, nosotros que tenemos la responsabilidad de formar las generaciones de jóvenes mexicanos, el capital cultural que sustentará al país, merecemos un sueldo cuando menos para tener una vida digna, y que nos permita acceder a la misma cultura, pues queremos estudiar o comprar libros y no te alcanza el sueldo. La semana anterior quise comprar algunos libros, y tuve que estar viendo precios a ver cuántos alcanzaba a comprar, y eligiendo los más baratitos, pues el de biología costó casi 700, uno de didáctica 400, y así por el estilo. Me quedé con la ilusión de volver a la librería (a ver cuándo), y conseguir los demás. Quise comprar por mero placer el de "Las musas de Darwin", bello libro, pero no alcancé. Quise uno con las imágenes de las obras de Diego Rivera: 1,700 pesos. Uno de anatomía: 2000 pesos, me quedé sólo suspirando. Quiero leer, por cultura general el libro de Sociología de Antony Guiddens, (cuesta poco más de mil pesos), pues he soñado con él.
    Bueno colegas, éxito en la consecución de sus propuestas.
    Saludos cordiales a todos.
    Hilda Ahumada.
    No es que no haya mexicanos lectores, es que la alternativa para muchos es: "Lees o comes".

     
  • A las 28 de febrero de 2010, 6:43 , Blogger Ehécatl ha dicho...

    Hola de nuevo:
    Sólo para hacer una corrección.
    Fe de erratas: en mi anterior publicación, donde dice: “También que nos iguales los sueldos y prestaciones para todos mejorar”, debe decir: “También que nos igualen los sueldos y prestaciones para todos mejorar”.
    Hilda Ahumada.

     

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal